Qué ver y hacer en Estocolmo (Suecia) en 2 o 3 días

Estocolmo es la capital de Suecia y una ciudad que sorprende por el encanto de sus calles y edificios y las 14 islas que conforman esta ciudad que la han metido en la categoría de las «Venecias del Norte». Está bañada por las frías aguas del mar báltico, así que si estabas buscando un destino de playa, te recomendamos que sigas buscando.

Las 8 cosas que ver y hacer en Estocolmo en 2 o 3 días

1. Perderse por las calles de Gamla Stan

Gamla Stan (literalmente «La ciudad vieja») es el barrio medieval de la ciudad y situado en la isla de Stadsholmen (tranquilo, te acostumbrarás a cambiar de islas rápidamente). Empezó a tomar forma en el siglo XIII, siendo habitado principalmente por familias de ascendencia alemanas que influyeron en su arquitectura (Gótico báltico).

Entre el siglo XIX y mediados del XX se consideraba un barrio de pobres y nadie quería vivir allí, por lo que muchos de sus edificios históricos fueron abandonados. Tras la segunda guerra mundial se iniciaron las reparaciones para conservar las calzadas y edificios históricos hasta llegar a convertirlo en lo que es ahora, un barrio medieval lleno de casas de colores y callejuelas empedradas.

Qué ver en Estocolmo, Gamla Stan
Una mini plaza de Gamla Stan

En él se encuentran varios de los puntos turísticos de Estocolmo, como el Museo Nobel, la Catedral de Estocolmo o el Palacio Real. También está el callejón más estrecho de Estocolmo Mårten Trotzigs gränd con solo 90 centímetros de ancho (acuérdate de pedir un deseo cuando termines de subirlo).

Qué ver en Estocolmo, Marten Trotzigs grand
El callejón más estrecho de Estocolmo, Mårten Trotzigs gränd

Los suecos tienen mucho respeto a la clase política ya que no los consideran privilegiados (trabajan unas 60 horas semanales y cobran dos salarios mínimos), por ello ni el parlamento ni la casa del primer ministro tienen ningún tipo de seguridad y es muy común verlos entrar y salir de los mismos sin que ningún ciudadano se acerque a ellos (más info).

En el medio de la isla se encuentra la plaza de Stortorget («Gran Plaza»), donde ocurrió el Baño de sangre de Estocolmo de 1520 cuando varios miembros de la clase alta sueca fueron decapitados y colgados aquí por orden del rey danés-sueco-noruego Cristián II. Este hecho precipitó una rebelión masiva por parte de los suecos terminando con la Unión de Kalmar que fusionaba las tres monarquías nórdicas (Noruega, Suecia y Dinamarca) en una sola y declarando rey a Gustavo Vasa (de cuyo nombre hereda el Museo Vasa). Si quieres conocer más sobre la historia de Estocolmo, te recomendamos este tour gratuito en español.

Qué ver en Estocolmo, Stortorget Gamla Stan
Las famosas casas Ribbinska Huset en la plaza Stortorget

En Gamla Stan también se encuentra una estatua de San Jorge luchando contra el dragón en lo que parece ser una alegoría de la batalla de Brunkeberg de 1471, en la que los suecos (San Jorge) fueron atacados por los daneses (Dragón) y los vencieron.

2. Subir a la torre del Ayuntamiento de Estocolmo (Stadshuset)

Y volvemos a cambiar de isla para llegar al Ayuntamiento de Estocolmo, éste se situa en la isla de Kungsholmen. Con su imponente fachada de ladrillo, es el lugar donde cada 10 de diciembre, en su Salón Azul (que no es azul), se celebra la gala y el banquete de los Premios Nobel.

Qué ver en Estocolmo, Stadshuset
Vistas del Ayuntamiento desde Södermalm

Como curiosidad, es posible degustar el menú que se sirve en los Premios Nobel al módico precio de 1885 SEK (unos 188€), si entre todos ponemos 1€ os contamos a que sabe 😂.

Alfred Nobel fue el inventor de la dinamita, gracias a la cual obtuvo una gran fortuna. El día que su hermano murió, un periódico francés se confundió y Alfred pudo leer su propio obituario: «El mercader de la muerte ha muerto». Esto le dolió profundamente, lo que le llevó a cambiar su testamento, en él escribió que su fortuna se usase para crear una serie de premios para quienes consiguiesen «el mayor beneficio a la humanidad» en cinco disciplinas.

Si os notáis con ganas, animaros a subir los 365 escalones que tiene la torre del Ayuntamiento, desde la que disfrutaréis unas vistas espectaculares de Estocolmo.

3. Quedarte maravillado ante el Museo Vasa

Sin duda una de las cosas imprescindibles que hacer en Estocolmo, es visitar el Museo Vasa. Situado en la isla de Djurgården, fue construido exclusivamente para albergar el barco de guerra del siglo XVII que lleva el mismo nombre.

Qué ver en Estocolmo, Museo Vasa
El impresionante buque de guerra Vasa

El Vasa fue diseñado con la intención de ser el mayor buque de guerra de la armada Sueca. Todo iba bien hasta que el rey mandó construir un puente extra de cañones, lo que hizo que los planos se modificaran sobre la marcha y que ese puente extra estuviera muy cerca del agua. Para intentar compensar ese extra de peso en la parte superior y evitar que se escorara en exceso, se llenó la parte inferior con 120 toneladas de piedras (balasto).

Cuando el Vasa zarpó de Estocolmo en 1628, una ráfaga de viento hizo que el barco se escorase y empezara a entrar agua por el puente de cañones deseado por el rey. A 300 metros del puerto y con medio Estocolmo mirando, el Vasa se hundió con 30 personas adentro. Como parte positiva, el hecho de que se hundiera intacto, ha permitido recuperarlo tal cual se diseñó, convirtiéndolo en el mejor conservado hasta la fecha.

Qué ver en Estocolmo, Museo Vasa
Detalles del casco del Vasa

Después del hundimiento, el Rey empezó a buscar culpables. Cuando se dio cuenta de que fue construido de acuerdo a sus órdenes, declaró que «no hubo culpables, sino una serie de sucesos desafortunados»

4. Pasear por el Museo Skansen (Historia viva de Suecia)

Este museo al aire libre, también situado en la isla Djurgården y a pocos metros del Museo Vasa, condensa cinco siglos de historia sueca. Combina personas vestidas con ropa de la época y edificios tradicionales traídos de diferentes partes con un zoológico con animales típicos de Suecia (es una pena no haber sabido esto antes).

Es muy interesante para conocer como era la vida en los diversos pueblos de Suecia observando sus 100 granjas y casas típicas de diferentes épocas. También tiene un mercadillo en el que degustar diferentes comidas callejeras, entre ellas la carne de Alce.

Qué ver en Estocolmo, Museo Skansen
Uno de los miles de edificios que se encuentran en el Museo Skansen

5. Tomarse algo en el barrio de Södermalm

Es uno de los barrios e isla de Estocolmo, considerado como el barrio bohemio y alternativo, es un placer darse una vuelta por sus calles llenas de cafeterías, tiendas de ropa de segunda mano y galerías de arte. Es una de las zonas más baratas de Estocolmo (aunque cada vez menos) para tomarse algo o comer.

Qué ver en Estocolmo, Sodermalm
Perderse por Södermalm y descubrir postales como ésta

En este barrio se encuentra el SoFo (el SoHo de Estocolmo), lleno de boutiques de ropa y antigüedades. También se ha hecho popular por la saga de libros y películas Millennium, por lo que hay varias rutas que exploran los lugares que aparecen en el libro. Si quieres descubrir esta zona con mayor profundidad, es recomendable hacer este free tour en español que te llevará por los rincones más destacados del barrio.

Si quieres tener un atardecer de película en Estocolmo, sube cuando esté empezando a anochecer al mirador de Monteliusvägen, tiene las mejores vistas de la ciudad.

Qué ver en Estocolmo, Monteliusvagen
Vistas desde Monteliusvägen, seguro que tenéis un mejor fotógrafo que el mío

6. Cansarse de fotografiar el Metro de Estocolmo

No es considerado un museo pero bien podía ser parte de un museo moderno de arte. Las estaciones de metro de Estocolmo son arte en estado puro, 90 de las 100 estaciones de Estocolmo han sido decoradas por artistas reconocidos. Para poder acceder a este museo subterráneo, solo tienes que comprar un ticket de metro (te permite usarlo por 75 minutos aunque no pasa nada si te pasas de tiempo).

Si no quieres perderte ninguna, puedes hacer este tour en español que te lleva por las más destacadas, pero si prefieres hacerlo por tu cuenta, nosotros te recomendamos las siguientes:

Ⓜ️ Radhuset

Qué ver en Estocolmo, Metro Radhuset
La parada de metro de Radhuset parece la entrada al infierno.

Ⓜ️ Kungsträdgården

Qué ver en Estocolmo, Metro Kungsträdgården
La estación de metro Kungsträdgården tiene varias esculturas clásicas

Ⓜ️ Thorildsplan

Qué ver en Estocolmo, Metro Thorildsplan
La estación de Thorildsplan parece sacada de un videojuego de Mario

Ⓜ️ T-Centralen

Qué ver en Estocolmo, Metro T-Centralen
La estación T-Centralen sorprende con sus colores azul y blanco

Ⓜ️ Stadion

Qué ver en Estocolmo, Metro Stadion
El arcoíris de la estación Stadion hace referencia a los colores de los juegos olímpicos

7. Comer algo en el Östermalms Saluhall

Este mercado de comida es una visita imprescindible para los amantes de la comida. Es un poco más caro que otros restaurantes de Estocolmo, pero la variedad de comidas que disponibles es muy grande. Se encuentra en Östermalm, que es uno de los barrios más lujosos de Estocolmo, donde verás enormes casas y tiendas de ropa exclusivas.

Qué ver en Estocolmo, Östermalms Saluhall
Prepárate para salivar cruzando los diferentes pasillos del Östermalms Saluhall

8. Disfrutar del Palacio de Drottningholm

También conocido como el «Versalles del Norte», se encuentra a unos 15 km del centro de Estocolmo (en la isla Lovön) y continúa siendo residencia oficial de los reyes de Suecia en la actualidad. Construido en el siglo XVI y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es interesante pasearse por sus preciosos jardines y sus espaciosos interiores. Se puede llegar fácilmente desde Estocolmo con el autobús.

Qué ver en Estocolmo, Palacio de Drottningholm
El Palacio de Drottningholm visto desde sus preciosos jardines

Si aún así te sobra tiempo

Hay varias cosas que ver y hacer si tienes la suerte de quedarte algún día más. Una de esas cosas sería dar un paseo en barco por el archipiélago de Estocolmo. Si Estocolmo tiene 14 islas, no te puedes perder las más de 24.000 islas del archipiélago. Es la zona de veraneo preferida de los locales, así que no deberías de perderte sus paisajes naturales que impresionarán a más de uno.

Si eres fan del grupo de música ABBA, estás de suerte porque en Estocolmo se encuentra el museo ABBA. Con un montón de actividades que los fans del grupo disfrutarán como niños: karaoke, concurso de preguntas, sesión de fotos, bailes con coreografías del grupo…

Si te gusta la fotografía, está la exposición de fotografía contemporánea Fotografiska. Es una actividad no tan conocida pero totalmente recomendada por los locales. Si te encuentras paseando por el barrio de Södermalm y tienes tiempo, dale una oportunidad.

Si eres más de historia (como nosotros), puedes hacer una excursión de un día a la ciudad vikinga de Birka. Fue la primera ciudad de Suecia, fundada por los Vikingos en el siglo VIII, se encuentra en la isla de Björkö.

Piedra rúnica de la época Vikinga

Espero que os haya gustado este post, no os olvidéis de visitarnos en Instagram donde podréis conocernos mejor y recordad siempre, disfrutad del viaje.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

3 comentarios en «Qué ver y hacer en Estocolmo (Suecia) en 2 o 3 días»

Deja un comentario