Qué ver y hacer en Múnich (Alemania) en 2 o 3 días

Si cuando piensas en Munich te viene a la cabeza el Oktoberfest este post es para ti. Aquí descubrirás que en la capital de Baviera hay muchas cosas que ver. La ciudad se encuentra en el sur de Alemania y es de las ciudades más importantes del país.

Tiene un montón de historia (mucha de ella relacionada con su pasado nazi) y una ubicación ideal para hacer alguna escapadita a Austria. En este post haremos un tour por los lugares más interesantes que ver en Múnich en una escapada de dos o tres días. Si no te quieres perder nada, te recomendamos este free tour en español completamente Gratis

Las 12 cosas que ver y hacer en Múnich en 2 o 3 días

1. Entrar al casco antiguo por Karlstor

En Múnich aún quedan 3 puertas de entrada de lo que era la antigua muralla que protegía el acceso a la ciudad. La más popular por estar bastante céntrica es Karlstor, las otras 2 son Isartor y Sendlinger Tor. Karlstor está situada cerca de la estación central, en la plaza que lleva su nombre (Karlsplatz) aunque la zona también es conocida con el nombre de Stachus.

Qué ver y hacer en Múnich, Karlstor
Karlstor, antigua puerta de entrada a Múnich

2. Visitar la catedral de Munich

La Catedral de Nuestra Señora de Múnich sustituyó a una antigua iglesia románica y su cementerio, es por eso que sus paredes exteriores están llenas de lápidas, ya que para honrar a los muertos las dejaron en la zona en la que están enterrados.

Se trata del edificio más alto de Múnich, ya que las normativas urbanísticas de la ciudad impiden construir edificios que sean más altos que ella.

La catedral en sí es bastante sobria ya que en gran parte quedó destruida en la segunda guerra mundial, pero dentro se encuentra la tumba del emperador Luis IV de Baviera y la famosa «Pisada del Diablo» que curiosamente se parece bastante a un pie humano.

Qué ver y hacer en Múnich, Catedral de Nuestra Señora de Múnich
Catedral de Nuestra Señora de Múnich

Cuenta la leyenda que como la ciudad no tenía dinero para construir la catedral hicieron un pacto con el diablo, en el cual él financiaría la construcción solo si se hacía sin ventanas. El constructor colocó una zona de manera estratégica en la que las columnas tapaban todas las ventanas. El diablo al sentirse engañado pegó un golpe con su pie en el suelo dejando su huella.

3. Asombrarte con Marienplatz

La plaza más importante de Múnich, su nombre se debe a la columna que se encuentra en el medio de la plaza, la Columna de María (Mariensäule) construida para celebrar el fin de la ocupación sueca.

En la plaza se encuentra el Nuevo Ayuntamiento, el Antiguo Ayuntamiento (a un lado) y la Fuente de los peces llamada así porque se usaba para conservar los peces que se vendían en los mercados que se celebraban durante la edad media.

Qué ver y hacer en Múnich, Marienplatz
Marienplatz

4. Busca los monjes en el Nuevo Ayuntamiento

El Nuevo Ayuntamiento es una maravilla, está lleno de detalles que os animamos a que busquéis. En la decoración se hacen varias alusiones a la fundación de la ciudad, que antes de que fuera fundada, era un pequeño monasterio.

El duque de sajonia de aquella, Enrique el León, llegó a la zona y construyó un puente sobre el río Isar, cerca del monasterio. En esa época el comercio de la sal era muy lucrativo y Múnich se encontraba muy cerca de una de las zonas con más minas de sal, Salzburgo (Salz en alemán significa «sal»).

Qué ver y hacer en Múnich, Nuevo Ayuntamiento
Hasta las gárgolas tienen forma de monje

Con la construcción del puente pretendía cobrar un impuesto a todos los comerciantes que pasaran por él, y para asegurarse de que así fuera, destruyó el puente que había construido el obispo de la zona para los monjes. El obispo, Otto von Freising, fue al emperador a contarle lo que había pasado y éste le concedió al obispo una parte de los impuestos que se cobraran y el título de ciudad a Múnich.

El nombre de la ciudad en alemán «München» deriva de la palabra monje, en alemán «Mönch«, en alemán antiguo «Munichen» traducido como «lugar de monjes».

En la fachada se encuentran la estatua del fundador Enrique el León y de toda la dinastía de los reyes de Baviera. Por dentro encontrarás monjes en vidrieras, columnas, techos… os animamos a encontrarlos todos, cuando pienses que los has visto todos, aparecerá alguno más.

5. No te pierdas el Carrillón del Nuevo Ayuntamiento.

A las 11 o a las 12 de la mañana tienes una cita con el carillón del Nuevo Ayuntamiento, que se encuentra en la Marienplatz, en él se representan escenas de la historia y leyendas de Múnich.

Qué ver y hacer en Múnich, Carrillón del Nuevo Ayuntamiento
Carrillón del Nuevo Ayuntamiento

Comienza representando los torneos medievales celebrados en la misma plaza en conmemoración del matrimonio entre el duque Guillermo V de Baviera y Renata de Lorena en el que las dos regiones competían entre ellas.

SPOILER: el caballero de blanco y azul (Colores de Baviera) gana al caballero de negro y amarillo (Colores de Lorena) en una humillación simbólica repetida a diario.

A continuación, empieza en la parte inferior del carrillón, los bailes llamados en alemán «Schäfflertanz» que aún se siguen realizando en determinadas ocasiones en la plaza y que dice la leyenda que se realizaban en la época de la peste negra para que la gente, escuchando la música, se animara a salir de sus casas ya que tenían mucho miedo de la plaga.

6. Sube a la torre de la Iglesia de San Pedro

Es una iglesia de estilo renacentista, conocida también por los locales con el cariñoso nombre de «Alter Peter» (Viejo Pedro). No es tan famosa ni tan espectacular como la Catedral pero no te puedes perder las privilegiadas vistas que tienes desde su torre (tras subir sus casi 300 escalones).

Qué ver y hacer en Múnich, Torre de la Iglesia de San Pedro
Vistas desde la torre de San Pedro

7. Pasea por el Viktualienmarkt

No puedes dejar de dar un paseo por este mercado lleno de vida y puestecitos de comida. También tiene un pequeño Biergarten en el que tomarte una cerveza mientras degustas una de las comidas de los diferentes puestos que hay. La cerveza que se sirve en el Biergarten va cambiando a lo largo del año y las 6 cervecerías más importantes de Munich se van turnando.

Qué ver y hacer en Múnich, Viktualienmarkt
Viktualienmarkt

8. Tómate una cerveza en una de las 6 cerverías de Múnich

Son 6 las compañías que pertenecen a la asociación de cervecerías de Múnich y que se rigen por mantener unos altos estándares de calidad en la elaboración de su cerveza. Algunas os sonarán más que otras: Augustiner, Spaten-Franziskaner, Hacker-Pschorr, Paulaner, Hofbräu y Löwenbräu.

Qué ver y hacer en Múnich, Hofbräuhaus
Cervecería Hofbräuhaus

Las cervecerías más famosas entre la gente que decide visitar Múnich suelen ser Augustiner (suele ser la preferida por los locales) y Hofbräu (famosa por ser la cervecería preferida del partido Nazi). Cualquiera de ellas es ideal para tomarse una cerveza e incluso comer alguna de las especialidades locales (la calidad es bastante buena).

9. Camina hasta la Odeonplatz

La Plaza del Odeón, que debe su nombre a la sala de conciertos Odeón que había en ese lugar en el momento de su construcción. Fue diseñada para albergar el «Feldherrnhalle«, inspirado en la Loggia dei Lanzi de Florencia y ordenado por Luis I de Baviera en 1841 para rendir homenaje al ejército bávaro.

Qué ver y hacer en Múnich, Odeonplatz
Feldherrnhalle e Iglesia de los Teatinos desde la Odeonplatz

La plaza tiene también el triste honor de ser la protagonista del Putsch de Múnich, uno de los intentos de golpe de estado del partido Nazi. En la plaza se produjo un enfrentamiento entre los seguidores de Adolf Hitler y la policía que ocasionó 16 muertos y varios heridos y terminó con la detención de Hitler.

En la época nazi se convirtió en un memorial a los caídos durante el intento de golpe de estado que obligaba a hacer el saludo nazi a la gente que pasará por delante. Debido a esto, algunas personas trataban de evitar pasar por la plaza yendo por la «Viscardigasse» con las consecuencias que esto tenía si les pillaban.

En la plaza se encuentra también la Iglesia de los Teatinos (con su bonita fachada amarilla) y los jardines Hofgarten, con un precioso estilo italiano. Si quieres conocer todas las historias escondidas de Múnich durante la época del tercer reich, te recomendamos este tour.

10. Desear vivir en La Residencia (Münchner Residenz)

El palacio de La Residencia es otro de los imprescindibles de Múnich. A pesar de que tiene un exterior nada espectacular, su interior asombra. Fue la antigua residencia de los reyes de Baviera que ahora alberga un museo en el que contemplar como vivían los reyes en aquella época.

Qué ver y hacer en Múnich, Residenz
Vista de la Sala de Antigüedades en La Residencia

Tiene unos 10 patios y 130 salas de las cuales abiertas al público hay unas 30. Una de las más impresionantes es la Sala de Antigüedades (Antiquarium en alemán), una enorme sala construida para albergar la colección de Alberto V.

Otro imprescindible es el Teatro Cuvilliés, pequeño y de estilo rococó, cuya entrada hay que pagar aparte de la de La Residencia. Fue desarmado durante la segunda guerra mundial para evitar ser destruido y por eso se ha conservado en su máximo esplendor.

11. Haz surf en el Jardín Inglés

Si, como lees, en el enorme Jardín Inglés de Múnich hay una zona donde hacer surf, se conoce como La Ola de Eisbach (Eisbachwelle). El Eisbach es un afluente del río de la ciudad, Isar y tiene una zona en la que se forma una ola estática. A pesar de que el agua del río es bastante fría, es bastante habitual ver surfistas esperando su turno para poder «pillar» la ola.

Desde 2010 está oficialmente permitido surfear aunque es recomendable tener cierta experiencia previa. Así que si por casualidad llevas un neopreno en la maleta y tienes experiencia surfeando, puede ser una de las actividades para hacer en Múnich. Si no fuera tu caso, también es bastante entretenido ver como los expertos lo hacen.

Qué ver y hacer en Múnich, Jardín Inglés
Surfista en el Jardín Inglés

12. Visitar el Palacio Nymphenburg

Comenzó a construirse en 1664 para ser la residencia de verano de la familia real bávara, de estilo barroco, cuenta con numerosas salas con frescos y mobiliario de la época. En el exterior hay un precioso jardín que se puede visitar gratis. También afuera se encuentran algunos carruajes de la época de Luis II (también llamado el rey loco).

Qué ver y hacer en Múnich, Palacio de Nymphenburg
Vistas desde el jardín del Palacio de Nymphenburg

Lo hemos dejado para el final porque está un poco a las afueras de Múnich y tampoco lo consideramos como uno de los imprescindibles.

Si eres futbolero también puedes visitar el Allianz Arena con este tour para verlo por dentro, recomendable ir también de noche para ver los cambios de iluminación.

Si eres más de coches, también puedes ir al museo BMW Welt donde conocer la historia de la marca e incluso meterse dentro de alguno de los modelos más nuevos o clásicos y lo mejor es que es completamente GRATIS.

⭐Qué ver en los alrededores de Múnich

Si tienes la suerte de contar con algún día más, no puedes perderte alguna de las maravillas que hay en los alrededores de Múnich:

1. Visitar el Campo de concentración de Dachau

Es una experiencia dura pero necesaria para comprender nuestro pasado y evitar que vuelva a repetirse. Se trata del primer campo de concentración nazi, abierto en 1933 y que a partir de 1941 fue usado como campo de exterminio. Se calcula que unas 41.500 personas fueron asesinadas en el mismo.

Se encuentra a las afueras de Múnich y se puede llegar a él con transporte público, aunque si no quieres arriesgarte a perderte, te recomendamos que reserves este tour en español que te ayudará también a entender mejor el sufrimiento de los que pasaron por allí.

Qué ver y hacer en Múnich, Campo de Concentración de Dachau
Barracones del Campo de Concentración de Dachau

2. Visita el Castillo de Neuschwanstein y el Palacio de Linderhof

También conocido como el castillo del rey Loco (Luis II de Baviera), es uno de los castillos más bonitos del mundo y sirvió a Walt Disney como inspiración para diseñar el de la Bella Durmiente.

Se encuentra un poco lejos de Múnich y la mejor forma de llegar sería alquilando un coche o con este tour en español que sale desde Múnich.

Qué ver y hacer en Múnich, Castillo de Neuschwanstein
Vistas del Castillo de Neuschwanstein

3. Ver Salzburgo en un día

Gracias a la privilegiada localización de Múnich cerca de la frontera con Austria, se puede llegar relativamente rápido hasta Salzburgo, la ciudad natal de Mozart. Aunque nosotros te recomendamos pasar una noche allí, se puede llegar a ver en un día.

Se puede ir a Salzburgo en transporte público, aunque si quieres contar con la experiencia de un guía que te vaya contando la historia en español, te recomendamos que reserves este tour que sale desde Múnich.

Qué ver y hacer en Múnich, Salzburgo
Vistas del Río Salzach en Salzburgo

Espero que os haya gustado este post, no os olvidéis de visitarnos en Instagram donde podréis conocernos mejor y recordad siempre, disfrutad del viaje.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja un comentario